Saltando sin red… pero con cuatro vecinos sujetando una sábana como si con eso nos evitáramos el tortazo 1


Verás, te voy a contar unos cuantos secretos antes de que se me pase el impulso o suene el teléfono (o ambas cosas a la vez (ya sería casualidad)). Quizá no te interesen para nada pero, oye, si sólo lees en internet aquello que, de verdad, te puede resultar de utilidad, entonces… bueno, entonces no existes y no sé para qué te estoy hablando

Pero no divaguemos. Quiero compartir contigo, en exclusiva, un experimento socio-social con tintes cinéfilo-cinematográficos que voy a llevar a cabo. Se trata, en resumidas cuentas, de BUSCAR UNA PRODUCTORA, de encontrar a alguien (o alguienes)) que apuesten por sí mismos y por nosotros. Por sus y nuestras ideas. Que sepan que, colaborando, podemos obtener mejores resultados. Es cierto, somos nosotros quienes sales a pedir “ayuda”, pero también tenemos mucho (y bueno) que ofrecer

Me presento. Soy Carlos Bigorra (la cabeza visible (y decapitable)) de un grupo llamado Endolinfa Producciones; 5 tipos emperrados en rodar y rodar (cuesta arriba, cuesta abajo… depende del día). Por el momento, y para no spoilear este boceto de artículo, no revelaré nada más

Imprimir

No todos aquellos interesados en rodar cortometrajes, compartir ideas, contar historias, nos encontraremos con los mismos obstáculos, es obvio. Todos somos diferentes (y estamos muy unidos (como Los Fruittis)). Pero, en nuestro caso, me temo que se dan unas cuantas características que, quizá, nos identifiquen con bastantes de esos aspirantes a cineastas que deambulan por… por donde deambule ese tipo de gente

 

RASGOS GENERALES

  1. No tenemos padrinos. Es decir, no venimos de una saga familiar reconocida en el mundo del arte, ni tenemos amiguetes famosos que nos promocionen en Twitter o produzcan aquello que propongamos sin ni siquiera tantear si tiene sentido. Somos nosotros y nuestras circunstancias (que no es poco)
  2. No tenemos enchufes. Siendo realistas, contamos con muy pocas probabilidades de obtener una subvención o ayuda pública (lo cual no significa que no vayamos a intentarlo… de hecho, en ocasiones, echamos alguna Primitiva así, a lo loco, por si toca))
  3. No tenemos título. No hemos estudiado la carrera de cine ni nos hemos metido en una academia donde, por los precios que cobran, al salir deberían entregarte directamente un Oscar (bueno, yo sí, pero esa es otra historia (que tengo un Oscar no; lo de la Academia cara))
  4. No pertenecemos a ninguna agrupación o sindicato. Con lo cual optamos a que nos odien por intrusismo el Sindicato de Guionistas, el de Directores, el de Maquilladores, el de Gente Sindicada, y Ramoncín, por supuesto
  5. Vamos a contracorriente. Sobre todo porque no apostamos por el cine social, político… que, sin infravalorar a nadie, es lo que se lleva. En nuestras historias hay más de terror, fantasía, suspense o ficción en general que treintañeros en crisis, desahucios, política o crítica social en general. Pero, oye, sobre gustos no hay nada escrito (aparte de cientos de libros)

 

RASGOS PARTICULARES

  1. No vivimos de esto. Por suerte o por desgracia, todos orbitamos alrededor de BIGORRABADIA un estudio de arQuitectura + inGeniería que del que también soy la cabeza visible (y machacable). Es decir, tenemos un trabajo cuasi-estable que nos permite no depender de nadie para llevar adelante nuestros Proyectos (los de obra no; los de cine)
  2. Tenemos mucho morro. Sólo así se explica que hayamos conseguido en menos de un año lo que, en principio, estaba previsto que quedara en un sueño frustrado de los que acabas contando en el asilo a una estufa catalítica. Hemos colaborado con actrices de primera, contactado con gente maravillosa que ama el cine, músicos que nos dejan boquiabiertos… y un señor que aún no sabemos para qué sirve. Y todo ello, sin hablar de dinero. Sólo de ideas. Ya imagino la cara que pondrá la estufa cuando se lo cuente…
  3. Confiamos en nuestras ideas. Y no lo decimos con soberbia. Es que nos gusta y alegra la línea que llevamos. No lo podemos evitar, ni queremos. Llevamos años “conteniéndonos” y, desde que nos hemos soltado, nos dedicamos a coger carrerilla. Además, tenemos un arsenal inmenso de historias dispuestas a ver la luz
  4. Tenemos nuestro primer corto, NADERÍAS, con actrices de primera y banda sonora a punto de distribuir. Y, claro, si triunfa será muy fácil que alguien nos haga caso. Por lo cual esulta mucho más interesante experimentar ahora, que no nos conoce ni Google
  5. No vamos a parar. Y aquí viene el quid de este “experimento”. Aspiramos a todo, y nos encantaría juntarnos con cuanta más gente profesional, mejor. Pero no es estrictamente necesario. Así que, si alguien nos da con la puerta en las narices, mantendremos nuestra dignidad incólume. Porque otra cosa no, pero dignidad tampoco tenemos

 

Así que, las cartas sobre la mesa y a la  vista de todos. Esta semana hemos iniciado la ronda de contactos con productoras de Valencia y esta experiencia, en concreto, es la que te puede interesar. Esa de la que te vamos a hacer partícipe quieras o no. Yo llamando a desconocidos en plan campechano vendiéndoles la burra (una burra limpia y bien peinada, eso sí) de que juntos podemos hacer realidad grandes ideas. Lo que, quién sabe, quizá hayas querido intentar en alguna ocasión

 

La prueba durará dos semanas y, cuando finalice, serás el primero en saber los nefastos resultados. Por el momento, te podemos adelantar que una no ha contestado, otra pide dinero en plan tragaperras para seguir hablando, una tercera ha sido muy amable, accediendo a tomar un café conmigo (casualmente a quien más ilusionado se le notaba con su trabajo) y una cuarta me odia porque el que ha respondido a mi llamada es Director de cortos y me ha identificado como “mosca cojonera” de inmediato (con gran tino, por cierto (un abrazo, chavalote)). A mí me parece un buen comienzo; hay gente dispuesta a escuchar (y a hablar) ahí fuera. Con eso, por el momento, sobra

 

Quedas emplazado para el análisis de resultados. Esto puede ser más imprevisible que el Festival de Eurovisión

 

Nos leemos aquí o en @endolinfa y @carbiba

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Saltando sin red… pero con cuatro vecinos sujetando una sábana como si con eso nos evitáramos el tortazo

  • Daniel

    Hola, me llamo Daniel, y, al igual que vosotros vengo de la nada, y me apasiona contar historias, quiero saber si estáis buscando guionistas. Yo puedo dar todo lo que se y lo que creo que puede funcionar, a la hora de llevar una historia , que emocione y te haga reír, escribo de todo, letras de canciones, poemas, cortos largos, relatos breves……..,llevo escritos 2 largometrajes, y empiezo a escribir otro ahora, eso si. Sin despertar el interés de nadie. Eso hace que escriba mejor, y más eficaz. Un saludo, y puedo enseñar todo lo que he escrito.